Regreso para escribir un punto y aparte

Este blog creado para reseñar lo más destacado que tuviera que contar por estos lares echó el cierre temporal ante la falta de tiempo del autor, la ausencia de noticias y anécdotas destacables y por no negarlo, la falta de ganas.

Llega un día que piensas, a quién le importa lo que estoy contando. Escribir a prisas y a locas a lo único que conduce es a una pérdida de calidad tanto en el fondo como en la forma y para hacer ésto, pues sigo con mis lecciones y quehaceres diarios.

Ya es oficial, regreso en Navidad. Regreso para reunirme con la familia (ampliada), con los amigos. Regreso para intentar encontrar un trabajo (vayan comentando por ahí que tienen un amigo, familiar o conocido que “sabe” chino a ver si es cuestión de que suene la flauta). Regreso porque así lo he decidido.

Descanso

Este blog permanece en standby. Sigo en tierras chinas. Podría narrar algunas historias y anécdotas de este peculiar país, pero estos meses de atrás como los que vienen, los estoy dedicando a estudiar, a seguir leyendo y por desgracia, me queda poco tiempo para hacer aportes con contenido.

Si quieren información sobre China, les recomiendo:

ZaiChina

ChinoChano

El dia de los solteros

Hoy es el día de los solteros en China.

No es ninguna tradición ancestral, sino una fecha que se ha ido poniendo de moda en los últimos años.

Si en Japón o en Corea del Sur este día es para el día de los enamorados, en China, todo lo contrario.

El origen de dicha celebración es por el simbolismo de su fecha 11/11 (11 de noviembre), si le sumamos que este año es el 2011 pues redondo.

                                            11/11/11

我们的光棍节要怎么过? –> 11/11,

nuestra celebración del día de lo solteros,

¿qué vamos a hacer?

El barbero de Shenyang

Un día vas por la calle, vas a cruzar un parque y te encuentras esta estampa.

El desencadenante

Un barbero en mitad de la calle cortando el pelo y afeitando a cuchilla, al momento se me pasó por la cabeza que por ahí tenía que pasar. Y así fue, semanas más tarde, con algo de pelo de más y con “barbas” de varias semanas me acerqué a ver qué tal se portaban uno de estos señores.

Los pelos en la calle (residuos orgánicos)

El dolor no es perceptible en una foto

Navaja en la oreja

Fue un rato “agradable”, primero maquinilla para el pelo, navaja en la barba, y después, y aquí viene los hecho relevantes, navaja en la oreja, navaja en la frente, navaja por el entrecejo, navaja por debajo de los ojos (a lo buñuelesco) y para rematar el toque de tijeras en la nariz. Lo que se dice un completo.

El precio 3 RMB por cortar, 3 RMB por afeitar, al cambio 0,65 Euros en total, y no me quería cobrar, le caería en gracia, pero al final tuvo que acceder.

Ludopatia? No, diversion

Paseando por parques, y alguna plaza, de cualquier ciudad china, te encontrarás a una mayoría de gente mayor. Si bien también es ocupada por niños, algunos jóvenes y gran número de personas de mediana edad, los parques son de los ancianos y ancianas.

Podrían quedarse en casa viendo un serial, los reportajes sobre detenciones y cercos a mafias u ocupando espacios privados como hogares del jubilado o bares, en cambio, esta tercera edad decide ocupar un lugar público para encontrarse con sus más cercanos, al mismo tiempo, que disfrutar con diversos entretenimientos.

Bonito lugar para echar una partidita

El casino, la obrera, La dolores, La Place ?

El ajedrez chino, estoy en ello…

Cualquier sitio es bueno para echar el rato

Lo dicho, jubiladxs que echan las horas muertas jugando a las cartas (todavía no sé a que juegan), al ajedrez chino y al domino.

 

Bailando…

Qué pasa cuando te paras un minuto a observar cómo unas parejas (y algún despistado) se ponen a bailar en mitad de una plaza una música pegadiza.

 

Que te saca a bailar una señora con el rostro tapado (cosas de la contaminación) y te provoca hacer un poco el ridículo por la ignorancia del susodicho baile.

Al final, acabas integrado en una danza mágica de sesentones que no se quedan en casa aburridos a ver la tertulia frente a la televisión.

Si os queréis echar las risas, a costa mía, ver cómo un pato bailaría mejor que yo en el siguiente vídeo.

… me paso el día bailando

 

La residencia

Bueno, ante la demanda de más fotos, más información, sobre la vida por aquí, les enseño donde vivo.

International Students’ Cottage 留 学生 公 寓 Liú xuéshēng gōng yù Estudiantes Extranjeros Residencia

En la actualidad están viviendo en la residencia estudiantes (algunos poco tocan los libros) de Corea del Sur, Mongolia, Japón, Ghana, Uganda, Nigeria, Sudáfrica y poco más.

Las banderitas creo que sobran…

Los acabados chinos son perfectos, le ponen mucho esmero al remate final

Deporte nacional, ping pong y vicio en alguna hora muerta

Cocina común

Gimnasio-sauna, no sólo va a ser ejercitar la mente

Salón-hall de entrada, lugar de encuentro

Sin llegar a ser nada del otro mundo, la residencia es un lugar tranquilo para vivir. Bueno, bonito y barato. Y ya si hacemos la comparación con las residencia de los nativos pues es un hotel de 4 estrellas. Los chinos comparten con otros siete más, no tienen baños propios (ni wc ni duchas, a 10 min de sus habitaciones) en pisos bastantes pequeños, eso sí, por el módico precio de 1000 RMB al año (120 euros).

Además hay un bar=cafetería-restaurante, una habitación comedor, una lavandería y una sala de estudio.

Estar atentos, más entradas a lo largo de la semana.

 

Comida. I ¿Que no comer? Pescado

Si me preguntaran qué es lo que llevo peor de este país, contestaría, sin lugar a dudas, la comida.

Primer capítulo, de lo que preveo, un gran panel de experiencias relativo al tema culinario, incluyendo en éste: alimentos, comedores universitarios, restaurantes, mercados y anécdotas.

Al redactar esta entrada sólo me vienen imágenes y sabores a la cabeza: salmón, sardinas, pescadilla, dorada, boquerones, merluza, …

Estoy muy cerca de las seis semanas de estancia y aún no probé bocado de pescado.

Las razones, aquí se las muestro.

Algas conservadas en un higiénico líquido

Sin probar las almejas chinas

Mucha bicicleta y motos en el mercado. También pasan coches y hasta todoterrenos

Juntos saben mejor

y ésto qué será

¿Un manjar gallego? No, marisco chino

Repisoteada alfombra. cara de pocos amigos, baños múltiples

Rico baño de algas marinas

Guantes, ante todo, higiene

Método para dispersar moscas y mosquitos

Conclusión, no se me ocurre comprar pescado o marisco, no sé que garantías puede haber sobre la frescura de éste, pero lo que sí sé son las “excelentes” condiciones de conservación.